¿Cómo Estar Absolutamente Seguro de la Salvación?

Por Steven J. Lawson

Hace algún tiempo, en un vuelo a Oregon, me senté junto a una mujer que me preguntó a dónde iba. “Sisters, Oregon,” le contesté. “¿Sabes dónde está?”

Me aseguró que si, y la mujer preguntó: “¿Cuál es la razón de ir allí?”

Después de decirle que yo estaba escribiendo un libro acerca de cómo podemos estar seguros de que vamos al cielo, se maravilló, “¿Quiere decir que usted puede saber que usted va al cielo?”

Al darme cuenta de que Dios me había abierto una puerta para que le hablara acerca de Cristo, le recalqué que si podemos conocer nuestro destino determinado eterno, diciendo: “Podemos darnos el lujo de equivocarnos en ir a Sisters, Oregon, pero no de ir al cielo”.

¿Cómo podemos estar seguros? La verdad es que podemos estar seguros acerca de dónde pasaremos la eternidad. Podemos saber con certeza que cuando muramos, vamos a ir al cielo. Pero, ¿cómo podemos estar seguros? Muchas personas luchan con la certeza de su salvación, especialmente los nuevos creyentes.

¿Cómo podemos saber cómo estamos con Dios? La Biblia enseña que la seguridad de la salvación se basa firmemente en cuatro pilares inamovibles:

Pilar # 1 ¡Dios no Puede Mentir!

En primer lugar, la garantía se basa en la fiabilidad absoluta de la Escritura. En todo el Nuevo Testamento, leemos las promesas de Dios de salvar a todos los que creen en su Hijo. La Biblia dice: “porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” (Romanos 10:13) ¡Esta es una promesa! Todos los que han comprometido sus vidas a Jesucristo pueden tener la firme confianza de salvación basada en la infalibilidad de la Palabra de Dios.

Jesús dijo: “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.” (Juan 6:37) Si usted viene a Jesús con verdadero arrepentimiento y fe, Él promete que Él le salvará. Podemos saber que Jesús nos ha recibido, porque, sencillamente, ¡lo dijo! Cuando la Biblia habla, Dios habla. Y lo que Dios dijo, seguro Él hará. Él salvará a todos los que invocan a Jesucristo. Usted tiene Su palabra allí.

Pilar # 2 Jesús Pagó Todo

En segundo lugar, la garantía se basa en la obra terminada de Jesucristo. Cuando Jesús murió en la cruz, Él llevó nuestros pecados, sufriendo la ira de Dios, y clamó: “¡Consumado es!” (Juan 19:30) Con ello, quería decir que la expiación completa de todos nuestros pecados, pasados, presentes y futuros-se ha hecho. Su obra de redención ya ha concluido, nuestra deuda del pecado se ha pagado en su totalidad.

Así como la salvación viene del creer en Cristo solamente, también la seguridad. Al confiar en el perfecto sacrificio de Cristo por nuestros pecados, la certeza de la vida eterna fluye de nuestros corazones. No importa lo grande de su pecado, la gracia de Dios es aún mayor. La Biblia dice: “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18)

Pilar # 3 El Gran Convencedor

En tercer lugar, la seguridad viene a través del testimonio interno del Espíritu Santo. Un regalo divino producido, la seguridad es otorgada por el Espíritu de Dios a todos los verdaderos creyentes. Es el ministerio del Espíritu Santo convencer a nuestros corazones de nuestra salvación. En la actualidad, ningún predicador, evangelista, padre o amigo nos puede darnos seguridad. Tampoco podemos hacer nada dentro de nosotros mismos. Sólo el mismo Espíritu Santo nos puede dar la absoluta certeza de nuestra salvación eterna.

La Biblia dice: “Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado..” (1 Juan 3:24) … “En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.”(1 Juan 4:13)… “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.”(Romanos 8:16) Esto significa que el Espíritu Santo quien convence, llama y nos convierte también nos convence de que pertenecemos a Cristo. Es el testimonio interno del Espíritu el que nos convence de la autenticidad de nuestra salvación.

Pilar # 4 La Nueva Vida en Cristo

En cuarto lugar, la seguridad viene a través de la evidencia de un cambio de vida. En última instancia, la seguridad se confirma dentro de nosotros cuando vemos a Dios que nos conforma a la imagen de Jesucristo. Todos los que han nacido de nuevo ven claras evidencias de una vida nueva en Cristo. A pesar de que nunca llegarán a ser perfectos en esta vida, sin embargo, nosotros experimentamos una vida transformada. Es esta transformación interna la que proporciona una fuerte de confirmación de nuestra salvación.

El libro de Primera de Juan detalla cuáles son las señales vitales de nuestra vida nueva en Cristo. El apóstol Juan escribe: “Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.” (1 Juan 2:3) En otras palabras, podemos estar seguros de que conocemos a Cristo si podemos ver en nosotros un deseo y obediencia a la Palabra de Dios. Asimismo, Juan escribe, otras señales vitales como siguen: El amor a los demás, (1 Juan 2:9-11) el amor a Dios, (1 Juan 2:12-14) el rechazo al mundo, (1 Juan 2:15-17) comprender la verdad bíblica, (1 Juan 2:20-27) el comportamiento justo, (1 Juan 3:4-6) la oposición del mundo (1 Juan 3:13) y la oración contestada. (1 Juan 3:22-24) Si podemos ver este fruto espiritual producido en nuestras vidas, podemos estar seguros de que Cristo vive en nosotros.

La completa seguridad de la salvación aquí son los cuatro pilares sólidos sobre los que el testimonio de nuestra salvación descansa. Al dar “la plena certeza de la esperanza” (Hebreos 6:11) con respecto a nuestra relación personal con Jesucristo, estos pilares proporcionan la confianza inquebrantable de la vida eterna.

Como le dije a la mujer en el avión, podemos estar equivocados sobre algún rumbo terrenal, pero no sobre nuestro destino eterno. En cuanto a nuestra salvación, debemos estar seguros. La Seguridad de la salvación es un regalo de bendición de Dios para todos los que creen: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.” (1 Juan 5:13)

¡Esté absolutamente seguro!

Artículo por Steven J. Lawson, para Decision Magazine, enero de 2001

Tomando de Reformation Ministries

http://evangelio.wordpress.com/2009/10/02/cmo-estar-absolutamente-seguro-de-la-salvacin/


Comments



Tu deberías estar Logueado para postear un comentario.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Sitio web

Speak your mind