Llamamiento al arrepentimiento y a la confesión pública para las iglesias de África

La Oficina de Comunicación – Prensa e información del Consejo Mundial de Iglesias, escribió un documento donde se realizo un “Llamamiento al arrepentimiento y a la confesión pública para las iglesias de África”. La nota, dice que “Los delegados y representantes de las iglesias y los consejos cristianos de iglesias  nacionales, y de instituciones ecuménicas de 14 países de las regiones central y occidental de África, reunidos recientemente en la ciudad de Cotonou (República de Benin), exhortaron a las iglesias del continente africano a que expresaran públicamente su arrepentimiento por los actos de racismo, discriminación racial, xenofobia y otras formas de intolerancia que hayan cometido y a que los confesaran públicamente.

Según los 40 delegados, hombres, mujeres y jóvenes de ambos sexos, las diversas  manifestaciones de racismo, tribalismo y otras formas de discriminación e intolerancia se han propagado, tanto en el pasado como en el presente, entre todos los pueblos del continente africano. Lamentablemente, las iglesias de África han fracasado en su misión de predicar y vivir la Buena Nueva del Reino de Dios en un espíritu de paz, amor, justicia, reconciliación, fraternidad y respeto de los derechos humanos.

Por otro lado, los participantes afirmaron que, a pesar de que se haya puesto término oficialmente al comercio de esclavos, la colonización, el imperialismo y el sistema de “apartheid”, aún se asiste, en el continente negro, a manifestaciones de racismo, a discriminaciones por motivos de raza, color de la piel, sexo, pertenencia a una tribu o etnia, grado de instrucción, posición social, y que estos actos no ocurren únicamente en la vida política, económica y cultural, sino también en la iglesia.

Según los participantes en el seminario, aunque este conjunto de prácticas constituye la principal herencia del pasado colonial, así como de la época de las misiones, a esas prácticas se suman nuevas formas de discriminación y de opresión como consecuencia del nuevo orden mundial y como resultado de los programas de ajuste estructural que se aplican en la mayoría de los Estados africanos, de la mundialización, del mercado libre frente al estado de derecho y las democracias en ciernes, entre otras cosas.

Por otra parte, expresaron que los cristianos de África han reconocido su fracaso en el ámbito de la “promoción de la fraternidad y de la solidaridad” entre los diversos grupos étnicos que forman parte integrante de la misma comunidad en sus respectivos países y confiesan: “Nos arrepentimos de nuestros pecados y pedimos perdón a Dios y a los hermanos y las hermanas de nuestras comunidades…”

Además de exigir la confesión pública de los actos de racismo, opresión y otras formas de discriminación y de intolerancia y una actitud de arrepentimiento, los delegados y representantes de las iglesias y consejos cristianos presentes en Cotonou sostienen que las iglesias de África, así como sus congéneres en el extranjero y las sociedades o instituciones misioneras tienen que indemnizar a sus víctimas por los daños y perjuicios que les han causado.“»

fuente:

http://www.wcccoe.org/wcc/news/press/01/04feat-s.html

Yo Espero en el Señor, que este llamado al arrepentimiento, pueda servir para revitalizar la obra misionera en África.


Comments



Tu deberías estar Logueado para postear un comentario.

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Sitio web

Speak your mind